En un primer momento fui reportera gráfica y de pronto me vi haciendo retratos. El retrato me dio la libertad de poder tomar partido, de tener una opinión, de ser conceptual y de poder seguir contando historias. No tengo las habilidades sociales que tienen muchos buenos retratistas, pero amo la fotografía. La fotografía siempre ha sido lo primero” . (Discurso de Annie Leiobovitz en los Premios Principe de Asturias)

Ella es una “Leyenda Viva”,  título otorgado en el año 2000 por la Biblioteca del Congreso de Estados UnidosReferente en el mundo de la fotografía, Annie Leibovitz (1949) es internacionalmente conocida por su retratos, convertidos en iconos de nuestro tiempo.

© José Mata

 

Pero una de sus facetas menos conocidas por el público generalista son sus proyectos fotográficos. Para finalizar la trilogía que empezamos con Salgado y Cartier-Bresson, hoy vamos a hacer un pequeño viaje a través de ellos.

LA GUERRA DE YUGOSLAVIA

En el año 1993, durante la guerra de Yugoslavia, su pareja Susan Sontag se encontraba en Sarajevo trabajando con un grupo de actores durante el sitio de la ciudad por los servios. 

Inspirada por su ejemplo, según cuenta en su libro “At Work”, decidió documentar lo que allí estaba ocurriendo. Como ella misma ha contado en alguna entrevista Susan instaló en mí la necesidad de mejorar. Por ella diversifiqué y amplié mis objetivos. Por ella fui a Ruanda, a Sarajevo, me tomé las cosas mucho más en serio y dejé de reírme del mundo.

Viajó a Sarajevo en el verano de ese mismo año con su Contax, unos pocos objetivos y una Fuji 6×9 de focal fija, con la firme convicción de realizar una serie de retratos. La revista Vanity Fair aceptó publicar algunos, consiguiendo así una credencial para viajar como periodista acreditada.

Las imagenes que capturó durante su estancia, no suelen aparecer en los resultados de los motores de busqueda, así que solo tienes dos opciones, comprar su libro “At Work” o visitar este perfil ( contenido explícito)

©Annie Leibovitz

 

Una de sus fotografías más conocidas de ese proyecto es “Bicicleta ensangrentada – Sarajevo 1993”. 

En un momento de máxima tensión, Annie Leibovitz – disparando en analógico -, no solo consigue el encuadre perfecto, el ángulo y la distancia correcta: es un momento decisivo y trágico al mismo tiempo.

Los elementos de la imagen: la ausencia de color,  la rueda torcida, el arco de sangre en el suelo, el paquete en el portaequipajes que espera a su dueño,  nos obliga a preguntarnos ¿Que ha pasado? ¿Que le ha pasado al ciclista? ¿Es un accidente o ha sido un disparo?

No es un retrato, sin embargo, el poder de la historia que se cuenta a través de esta instantanea, nos obliga a cuestionarnos ¿Quien es ciclista? ¿Está bien?

Cuenta Annie en su libro At Work –  pp. 102-110 (Random House) – que “un proyectil de mortero calló frente a su vehículo, hiriendo gravemente al adolescente que viajaba en la bicicleta. Su conductor (fixer), montó al herido en su coche para trasladarlo a un hospital, pero el joven murió durante el trayecto. En esa explosión, murieron otras dos personas más.”

La imagen no solo nos expone los horrores de la guerra, documenta los últimos momentos de un joven, recordándonos la fragilidad de la vida humana. Su enorme poder visual descansa en la  ausencia de su protagonista, una víctima de la guerra que deja al espectador la posibilidad de recrear su propia historia sobre su pasado, presente y futuro..

WOMEN: “The project was never done.”

Women es su proyecto más personal. Es un buen ejemplo de proyecto fotográfico que nunca se termina, que está en constante desarrollo, que evoluciona a medida que vamos ganando edad, experiencia y conocimientos técnicos. Personalmente, este tipo de proyectos me parecen importantísmos para cualquier fotógrafo que desee explorar y avanzar en sus habilidades fotográficas.

Credit: Peter Macdiarmid

 

El primer libro del proyecto lo publicó junto con Susan Sontag en 1999. “Cada una de estas imágenes debe valerse por sí misma”, escribe Susan Sontag en el ensayo que acompaña a los retratos. “Pero el conjunto dice así, que esto es lo que son las mujeres ahora: tan diferentes, tan variadas, tan heroicas, tan tristes, tan convencionales, tan poco convencionales como esto”.

La segunda parte, titulada   “Women: New Portraits”  producida bajo la mentoría de Gloria Steinem y el patrocinió de UBS se publicó en 2016, retrata a mujeres de logros sobresalientes que sirven de inspiración para todos: artistas, músicas, políticas, escritoras y filántropas. 

YouTube video

Han pasado 17 años desde su anterior libro y el mundo audiovisual ha cambiado con nuevos formatos que van más allá de la página impresa. Además, hay una nueva generación de espectadores a los que llegar, con nuevos gustos y habitos de consumo visual.

La presentación del proyecto se renueva, incluyendo una  gira internacional en 10 ciudades. 

Se buscan para las exposiciones sitios “emergentes”  y ricos históricamente, invitando a la audiencia a unirse a ella en “círculos de conversación”, dirigidos por la Sra. Steinem. 

Nuevamente vemos la importancia de abordar los proyectos de forma creativa, de construir un discurso que nos permita contar una historia y que conecte con el espectador. 

En una entrevista para el NYTimes, a la pregunta ¿Cuándo considerará que el proyecto está completo? la Sra. Leibovitz contesto  “Susan misma dijo que este será siempre un trabajo en progreso. Las mujeres estamos progresando constantemente. Hasta el día de mi muerte, seguiré haciendo estas fotografías”.

Pilgrimage: Un proyecto de retratos sin personas

Pilgrimage es un libro de 2011 que sus editores no estaban muy interesados en publicar, y las recomendaciones eran que se dedicase a actividades más lucrativas. Annie explica en una conferencia en el GBH Forum Network todo el proceso de creación de este proyecto personal,  tan diferente a lo que ella suele hacer, con ausencia de flashes, con planos cortos, paisajes, etc. En definitiva, un nuevo reto para alguien que lo ha conseguido todo.

 Libro: Annie Leibovitz Pilgrimage Photo Book HD 1080p

Según cuenta la introducción del libro, el proyecto empezó (presumiblemente como algo casual), con una visita a la casa de Emily Dickinson y  un viaje con sus hijas  a las cataratas del Niagara. Viaje que daría como resultado la imagen (2010) que sería la portada del libro.

©Annie Leibovitz

 

Aunque el proyecto carecía de agenda y no se trataba de un encargo, cada vez fue haciendose más complejo en su ejecución, pasando de usar una pequeña camara digital en sus primeras fotos a viajar con un asistente, camaras más sofisticadas y tripodes, pero siempre manteniendo el proyecto como algo personal.

Annie Leibovitz fotografiando los guantes de  Lincoln para “Pilgrimage”

 

Annie hizo una lista con aquellos lugares que le encantaría visitar. Finalmente serían unos 27, incluido el cuarto oscuro del fotógrafo Ansel Adams.

Una vez más el discurso del proyecto es tan importante como las fotógrafias. Leibovitz retrata a figuras icónicas del pasado a través de los objetos que poseyeron o mostrando los lugares que ellos veian a diario, incluyendo tanto paisajes como las casas de Henry David Thoreau, Eleanor Roosevelt, Marian Anderson, y Abraham Lincoln, entre otros.

A lo largo del proceso que conlleva tomar fotografías de lugares en los que han vivido personas que han tenido un papel importante en la historia, ya sea política, literaria o creativa en general, la fotografa narra con imagenes aquellas partes de sus vidas que considera que envuelven al espectador en ese mundo, que para ellos representaban los limites de su dia a dia. En definitiva, retratar a las personas a través de lo que le rodea y lo representa como ser humano.

Desde el principio, cuando estaba viendo a mis hijas hipnotizados en las Cataratas del Niágara, fue un ejercicio de renovación. Me enseñó a ver de nuevo” dijo ella.

Hacer cosas diferentes como fotografos nos hace crecer, nos obliga a salir de nuestra zona de confort.

Espero que esta trilogía te inspire y que a través de las experiencias de tres grandes fotógrafos/as comprendas la importancia de los proyectos fotográficos, como la herramienta que nos permitirá llegar al siguiente nivel y alcanzar la excelencia.

¿Que discurso desarrolla Annie Leibovitz para cada uno de sus proyectos? ¿Te animas a crear el tuyo?