Cuando iniciamos un proyecto fotográfico, dejamos de ser simples espectadores y pasamos a tomar un papel activo en proceso creativo. Contar historias forma parte de nuestro código conductual y se utilizan como un medio para perpetuarnos como seres humanos, un instrumento para transmitir el conocimiento, valores y experiencias a las siguientes generaciones.

La popularización de la fotografía supuso una oportunidad para que cualquier individuo tuviese la posibilidad de contar historias  sin la necesidad de utilizar palabras. 

Aunque su lenguaje sea complejo, la fotografía  se han convertido en un refinado instrumento que nos ayuda a complementar eficazmente el mensaje que queremos transmitir a nuestros semejantes.

La linea que separa una serie de un ensayo fotográfico o un proyecto fotográfico es flexible, así que daremos unas pinceladas generales para conocer cada uno de ellos y sus características.

La Serie

 

 

La serie sería la forma más básica de comenzar a introducirnos en el mundo de los proyectos fotográficos y suele ser un complemento a una fotografía principal, que se antoja insuficiente para mostrar al espectador el espacio (físico o temporal) que queremos mostrar. 

Es decir, es una sucesión de fotografías, que como norma general, carece de la intención de contar una historia como objetivo principal. Otra opción es la repetición de un elemento o lugar, como medio de expresión artística.

La evolución de una flor a lo largo del tiempo, desde que florece hasta que se marchita, sería un ejemplo muy básico de serie fotográfica. 

Ensayo Fotográfico

 

W. Eugene Smith's "Country Doctor"

Un ensayo fotográfico consiste en una secuencia narrativa de fotografías (1), generalmente acompañadas de texto mínimo que las complementa para transmitir al espectador, una historia en su conjunto. 

En un principio su destino era la publicación como artículos en una revista o periódico, aunque también admite el formato libro.

Por unanimidad, se considera padre del Ensayo Fotográfico (Photo Essay) a la revista Life, siendo  W. Eugene Smith, su máximo exponente, autor de iconos de la historia moderna como “Spanish Village” (1951), “Nurse Midwife” (1951), “Country Doctor” (1954) o “Minamata”(1965).

El proceso de creación de sus proyectos están descritos en el libro “W. Eugene Smith and the photographic essay” o en la película sobre su último proyecto “ Minamata” . La imagen “ Tomoko and Mother in the Bath” no solo es sublime a nivel estético, sino que capta la tragedia de la historia de la manera que solo un genio puede hacerlo.

¿Que es un proyecto fotográfico?

La linea que separa el ensayo fotográfico y el proyecto fotográfico es extremadamente delgada.

Un gran fotografo como es Tino Soriano, define el proyecto fotográfico como” la exploración a través de la fotográfia de una realidad”.

YouTube video

El fotógrafo documental José Luís Carrillo expone otra definición: “Una idea trasladada al lenguaje visual, donde la fotografía es el vehículo principal.”

Personalmente lo definiría como el arte de contar historias a través de imagenes

De estas tres definiciones establecemos los siguientes puntos.

  1. Es una idea trasladada al lenguaje visual.
  2. Ese lenguaje visual es el medio para contar una historia.
  3. Nuestra historía versa sobre una realidad (conceptual o literal).

En la actualidad, lo que enriquece los proyectos fotográficos, son las posibilidades tanto a nivel de diseño como a nivel audiovisual para presentar al público nuestra historia.

Aunque la fotografía es la base de los proyectos, el uso de técnicas alternativas, el video, las grabaciones de audio ( ambientales o entrevistas), recolección de objetos, el uso efectivo de textos, los webdoc,  elevan el nivel de nuestras creaciones y las diferencia de las de los demás. 

El fotógrafo leones Älvaro Laiz, que desde 2021 es National Geographic Storytelling Fellow, es un buen ejemplo del uso creativo de otros recursos. En la exposición de su proyecto “El Cazador” (2014-2017), utiliza una variedad de soportes y lenguajes, siendo el diseño sonoro de especial importancia para amplificar las sensaciones que se transmiten al espectador

“De hecho podríamos decir que hago fotografías sonoras para después preparar una edición, en este sentido los planos generales del viento recorriendo las copas de los innumerables árboles que habitan esa lejana región del este de Rusia son como un arrullo sosegado y misterioso que se torna amenazador cuando menos te lo esperas… “

Otro de sus proyecto “The Edge” es un excelente ejemplo de como crear proyectos fotográficos al máximo nivel y crear un discurso alrededor del mismo, para presentar el proyecto, al público, medios de comunicaciones, organizaciones o museos.

YouTube video

Como ves, las posibilidades de los proyectos fotográficos, diluyen los limites que la fotografía puntual construye alrededor de  nuestro universo creativo y cambia la percepción que los demás tienen sobre nuestro trabajo, pasando de ser un hobby a algo que, si somos lo bastante buenos, pueda considerarse arte y algún día pueda ser digno de ganar un concurso, ser publicado o llegar a realizar una exposición. 

Si te sirve de inspiración, mis proyectos han sido expuestos de forma individual, uno de ellos incluso en un museo, algo impensable cuando solo hacía fotografias individuales. ¿Te animas a crear historias?